Cita online

Ginecología

< Volver

1. Revisiones ginecológicas y ecografías

Las revisiones ginecológicas son básicas para cuidar de la salud y evitar muchos problemas en el futuro. En Gynenova llevamos a cabo exploraciones, damos respuesta a las dudas e intentamos crear un clima de confianza que facilite el bienestar de la paciente.

Por eso es importante acudir al menos una vez al año a consulta para una revisión ginecológica anual, que incluye una exploración general y ginecológica, una toma de citología, colposcopia, una exploración mamaria, una ecografía ginecológica vaginal (o abdominal si aún no se han mantenido relaciones sexuales), una toma de tensión arterial y control de peso.

La revisión ginecológica, que dura entre veinte y treinta minutos, busca prevenir -detectando factores de riesgo- y evaluar el aparato genital y las mamas para comprobar si existen patologías que requieren tratamiento, principalmente enfermedades de transmisión sexual, cáncer ginecológico y cáncer de mama.

Además de acudir a consulta anualmente, los exámenes ginecológicos son importantes desde el momento en que la paciente comienza a tener relaciones sexuales, a partir de los 18 años – aunque no se hayan mantenido relaciones- y a los dos meses de dar a luz.

¿Cómo es una revisión ginecológica?

Una revisión ginecológica completa consta de un interrogatorio clínico – para conocer los antecedentes familiares, personales y gineco-obstétricos, el historial menstrual y los aspectos sexuales de la paciente -, una exploración física – de los genitales externos, de la vagina, del útero, de los ovarios y de las mamas-, información y asesoramiento.

Ecografía ginecológica y mamaria

La ecografía es una imagen generada por ultrasonidos que aporta un conjunto de datos muy interesantes sobre los órganos reproductivos (útero y ovarios) y su funcionamiento, lo que nos permite comprobar que no existen anomalías médicas. Nosotras las realizamos en nuestra clínica, al igual que la ecografía mamaria, fundamental para descubrir cualquier tipo de patología o problema clínico.

Ecografía tridimensional

La ecografía tridimensional nos aporta el tercer plano al estudio del útero y de los ovarios (la ecografía convencional es bidimensional). Por tanto permite estudiar con precisión el tamaño y la forma del útero, la patología de los ovarios (como quistes) y patología del útero como, miomas, pólipos y malformaciones uterinas ( úteros bicornes y tabiques uterinos)

Tiene además aplicaciones en Oncología (valoramos la vascularización) y Ginecología Reproductiva (estudio del endometrio y el volumen de los ovarios estimulados)

< Volver

Nuestro blog

Ver más ...