Cita online

Te acompañamos
en todas las etapas
de tu vida

Disfruta de
un Plan de Parto
personalizado

Conoce las posibilidades
de ser mamá, valoramos
tu reserva ovárica

Tratamientos con láser
Medicina regenerativa
y ginecoestética
vulvovaginal

Planifica tus
revisiones
ginecológicas

Urología

La urología es una especialidad médico-quirúrgica que se encarga de estudiar, diagnosticar y tratar cualquier patología que afecte al aparato urinario. En Gynenova, nuestro equipo médico es especialista en el asesoramiento, prevención y tratamiento, con las técnicas más avanzadas del sector.

El Dr. Gallego (especialista en Urología) colabora con Gynenova para tratar a nuestras pacientes ante determinadas patologías, como puedan ser cistitis, incontinencia urinaria femenina, dolor vesical, vejiga hiperactiva y cólico renal además de prestar tratamientos específicos enfocados al hombre en caso de infertilidad masculina o de que se deseen tomar medidas de control de la natalidad.

Cistitis:

La mitad de las mujeres sufren alguna cistitis a lo largo de su vida y, de todas ellas, el 30%, las cronifica. Se trata de la patología uroginecológica femenina de mayor prevalencia y puede llegar a ser muy molesta. Modificar ciertos hábitos diarios, los tratamientos naturales y las vacunas son las estrategias más actuales y con mejores resultados que existen en la actualidad.

Incontinencia Urinaria Femenina:

Es uno de los problemas urológicos femeninos más frecuentes y molestos que existen. Afecta mujeres a mujeres que ya han alcanzado la menopausia, pero también a mujeres que aún no han llegado a esa etapa de sus vidas. Los embarazos, los partos naturales, el ciclo menstrual, la anatomía femenina, el escaso recorrido de la uretra femenina, el ejercicio físico de impacto y la ausencia de ejercicio de fortalecimiento del suelo pélvico son factores determinantes de la aparición y mantenimiento de este problema. Un adecuado diagnóstico permite afianzar las estrategias de tratamiento. Éstas van desde la fisioterapia a la modificación de los hábitos de vida, el tratamiento con láser y, en los casos más extremos, las diferentes cirugías que permiten hoy en día una desaparición de los síntomas de forma prematura y mantenida.

Dolor vesical, vejiga hiperactiva:

Si sufre dolor en la zona baja del vientre (zona suprapúbico) y se levanta a orinar durante a noche puede sufrir un Síndrome de Dolor Vesical. En estos casos, es muy frecuente que, tras un análisis simple de orina, se le diagnostique una infección pero que ésta no mejore con los antibióticos. Consulte a su especialista.

Si presenta urgencia cuando aparece la sensación de orinar puede sufrir un Síndrome de Vejiga Hiperactiva, que afecta al 64% de las mujeres y puede ocurrir a consecuencia de una cistitis bacteriana, cálculos renales u otras patologías menos frecuentes

Cólico renal/cálculos de riñón:

Es la principal causa del sangrado en la orina. Se caracteriza por un dolor lumbar invalidante que irradia hacia la zona inguinal de mismo lado y no calma con el cambio de postura. Existe una predisposición hereditaria a sufrirlos y la ingesta de agua, así como evitar ciertos alimentos (marisco, carne roja, productos salados y verduras de hoja verde cocidas) puede ayudar a evitarlos.

En las embarazadas suele producirse con motivo de la compresión que ejerce el feto sobre la vía urinaria (más frecuente del lado derecho) y puede requerir, en pocos casos, de tratamientos intervencionistas.

Infertilidad masculina:

El 15% de las parejas a nivel mundial tiene problemas para concebir de forma natural. Las causas de la infertilidad afectan a un 50% a hombres y mujeres por igual. Ante un análisis de semen (espermiograma) alterado, deben descartarse enfermedades infecciosas, alteraciones hormonales y testiculares. La causa más comúnmente tratada en el hombre es el varicocele o la variz testicular, que ocasiona molestias en la zona escrotal (dolor sordo que aumenta con los esfuerzos) y puede ser fácilmente diagnosticado a través de la exploración y de una ecografía.

Control de la natalidad (vasectomía):

Es una técnica quirúrgica sencilla que permite en control de la natalidad de una forma cómoda y segura. Con una fiabilidad en resultados del 97-99%, se trata de una intervención con anestesia local (no requiere ingreso ni estancia hospitalaria) que consiste en seccionar, electrosellar y anudar los conductos deferentes que llevan los espermatozoides desde los testículos a los conductos eyaculadores mediante dos pequeñas incisiones (1cm) en ambos lados del escroto.

Nuestro blog

Ver más ...