Cita online

Te acompañamos
en todas las etapas
de tu vida

Disfruta de
un Plan de Parto
personalizado

Conoce las posibilidades
de ser mamá, valoramos
tu reserva ovárica

Tratamientos con láser
Medicina regenerativa
y ginecoestética
vulvovaginal

Planifica tus
revisiones
ginecológicas

Ginecología

< Volver

5. Menopausia

El climaterio es el periodo de vida de la mujer que se produce alrededor del progresivo cese de la función ovárica. Suele empezar un año antes de la última regla en el que los ciclos menstruales se hacen más largos o más cortos. Este periodo puede durar entre 2 y 3 años.

La menopausia es la fecha de la última menstruación; no consideramos que una mujer es menopáusica hasta que no está un año sin reglas.

La edad normal de la menopausia está entre los 45 y 55 años. El descenso o cese en la producción de hormonas por los ovarios produce un efecto no sólo en los órganos del aparato genital, sino en muchos otros sistemas del cuerpo.

Los cambios más frecuentes que se pueden notar son:

  • Menos vello en el pubis
  • Sequedad vulvar y vaginal, que produce picor y dolor al mantener relaciones sexuales.
  • Ardor al orinar, aumento de la frecuencia miccional, urgencia miccional; todo ello debido a la pérdida de elasticidad de la uretra.
  • Inestabilidad emocional, irritabilidad, fatiga, dificultad para concentrarse, insomnio, estado de ánimo depresivo.
  • Menos capacidad de esfuerzo por parte del corazón.
  • Aumento del colesterol y de los triglicéridos.
  • Sofocos: suelen aparecer al principio de la menopausia. Es una sensación de calor que aparece rápidamente, empezando por la cara y prolongándose al tórax. Suele acompañarse de enrojecimiento y sudoración.
  • La piel pierde elasticidad, aparecen arrugas y la cicatrización es más lenta.
  • El hueso pierde masa ósea y está más predispuesto a romperse. Los sitios más comunes de fractura son las vértebras y los huesos largos de brazos y cadera. Hay mujeres que tienen más tendencia a sufrir osteoporosis: fumadoras, consumidoras de cafeína y alcohol, las que tienen antecedentes familiares de osteoporosis, las que siguen una vida sedentaria y las que consumen pocos alimentos ricos en calcio.

Tratamientos

Existen diferentes tipos de tratamiento para solucionar los problemas que van surgiendo y prevenir los que puedan aparecer. Pueden ser locales, como cremas para la sequedad vaginal y de vía oral o de vía transdérmica (parches). Así mismo los hay hormonales y no hormonales (soja, calcio, etc.)

Todos ellos son adecuados y la conveniencia de utilizar uno u otro depende de las características de cada paciente y de su sintomatología.

El Tratamiento Hormonal Sustitutivo debe utilizarse en la menor dosis eficaz posible, durante el tiempo necesario para alcanzar el objetico del tratamiento y después debe intentarse su cese gradual. Este tratamiento mejora la seborrea, el acné, el hirsutismo y la alopecia. También aumenta el contenido de colágeno en la piel, mantiene la distribución femenina de la grasa corporal y reduce el riesgo de fracturas de cadera, vértebras y muñeca en mujeres posmenopáusicas sanas, sin provocar aumento de peso.

La terapia debe individualizarse e incluir consejos de estilos de vida y tratamientos basados en la evidencia.

En cuanto a la relación entre el Tratamiento Hormonal sustitutivo y el cáncer de mama, estudios de densidad mamográfica demuestran que las mujeres con terapia combinada experimentan un mayor incremento de la densidad mamaria. Sin embargo, el riesgo no ha sido probado.

Se recomienda realizar revisiones periódicas y consultar cualquier duda con tu ginecóloga.

< Volver

Nuestro blog

Ver más ...