Cita online

Te acompañamos
en todas las etapas
de tu vida

Disfruta de
un Plan de Parto
personalizado

Conoce las posibilidades
de ser mamá, valoramos
tu reserva ovárica

Tratamientos con láser
Medicina regenerativa
y ginecoestética
vulvovaginal

Planifica tus
revisiones
ginecológicas

Embarazo

< Volver

5. Enfermedades asociadas al embarazo

Existen una serie de enfermedades, que se pueden desarrollar durante el embarazo, complicando la gestación, pero que habitualmente desaparecen después del parto. Además, son controlables cuando se realiza un diagnóstico precoz.

La más frecuente es la Diabetes Gestacional, que afecta a entre un 6 y un 10% de los embarazos. Se detecta a través de un análisis de sangre.

El Hipotiroidismo Gestacional es una de las patologías que en los últimos años estamos diagnosticando casi con la misma frecuencia que la Diabetes Gestacional, en un 5% de los casos. Es perfectamente controlable y su diagnóstico es muy sencillo, a través de una analítica sanguínea.

Por otro lado, el embarazo incrementa las necesidades de hierro, puesto que deben cubrirse las necesidades de la madre y del bebé. Un déficit de hierro dará lugar a la Anemia ferropénica.

En muy contadas ocasiones, entre un 2-3 %  de las gestaciones, se puede desarrollar una Preeclampsia (PE), una dolencia de gran importancia, que requiere controles rigurosos. Marcadores predictivos precoces como el Doppler de las Arterias Uterinas (entre las semanas 11 y 14) y los nuevos marcadores angiogénicos (sFIT-1/PIGF) permiten diagnosticar y tratar clínicamente esta enfermedad cuando ya se ha desarrollado.

Enfermedades infecciosas

Las enfermedades infecciosas son poco frecuentes durante el embarazo, pero evitarlas está en tu mano.

Las más conocida y prevenible es la Toxoplasmosis, producida por un parásito llamado Toxoplasma Gondii y adquirida por la ingestión de productos cárnicos crudos o poco cocinados

Menos conocida pero también prevenible es la Listeriosis, producida por una bacteria (Lysteria Monocytogenes) y transmitida a través de productos lácteos no pasteurizados contaminados.

El contagio de la Gripe es también posible ya que se transmite de persona a persona al hablar, toser, besar o estornudar. Evitar el contacto humano es posible, pero la mejor prevención es la vacunación.

El EGB (Estreptococo del grupo B) es una infección frecuente que puede transmitirse al bebé en el momento del parto. La provoca una bacteria que habita en la vagina y en el recto. Para saber si eres portadora, realizamos un cultivo vagino-anal alrededor de las 35 semanas de gestación. En caso de ser así, te administraremos antibióticos el día del parto para evitar que tu bebé se contagie.

Desde 2015, conocemos una nueva infección con efectos desfavorables para el bebé, transmitida por la picadura de un mosquito, portador del Virus Zika. Evitar viajar a países endémicos y el uso del preservativo en las relaciones sexuales, son los medios para prevenir la enfermedad.

< Volver

Nuestro blog

Ver más ...