Cita online

Te acompañamos
en todas las etapas
de tu vida

Disfruta de
un Plan de Parto
personalizado

Conoce las posibilidades
de ser mamá, valoramos
tu reserva ovárica

Tratamientos con láser
Medicina regenerativa
y ginecoestética
vulvovaginal

Planifica tus
revisiones
ginecológicas

Embarazo

< Volver

3. Control durante el embarazo

El control prenatal debe ser precoz, periódico, completo y de calidad.

En todas las visitas se comprobará el peso y la tensión arterial de la madre y se realizarán ecografías obstétricas, que serán  transvaginales o abdominales, dependiendo de las semanas de gestación.

Cada ecografía tendrá una finalidad diferente, que dependerá del momento del embarazo, entre ellas, estudiar el crecimiento fetal, el líquido amniótico y la placenta, identificar posibles malformaciones, realizar el screening de cromosopatías y analizar la longitud del cuello uterino para comprobar el riesgo de parto prematuro.

En un embarazo de bajo riesgo, en el que no existe ningún antecedente desfavorable,  ni ninguna patología previa, el momento ideal para la primera visita del embarazo es entre las semanas 7 y 8.

En esa primera visita se estiman los posibles riesgos asociados que precisen controles especiales, se recomienda un complejo vitamínico – si bien la mayoría de las pacientes que hayan acudido a una consulta preconcepcional ya lo estarán tomando -, y se realiza la primera ecografía transvaginal para determinar correctamente la edad gestacional, el número de embriones y su viabilidad (FCF: Frecuencia Cardiaca Fetal).

Además, entre las semanas 8 y 10 se practica una analítica completa de sangre y orina incluyendo la valoración de la TSH, la hormona estimulante del tiroides, para detectar el hipotiroidismo gestacional y la valoración de dos sustancias llamadas B-HCG y PAPP-A. Esto último, junto con edad materna y con la medición del grosor de la capa de líquido que presenta el feto en la nuca (translucencia nucal) -que se efectúa en la semana 12- sirve para realizar el cribado combinado o screening del primer trimestre, que permite calcular el riesgo de Sindrome de Down (Trisomía 21) y de Edwards (Trisomía 18).

En la segunda visita, entre las semanas 11 y 13 de gestación –idealmente en la semana 12– se realiza la primera ecografía de alta resolución en la que se mide la translucencia nucal (TN) , el Ductus venoso (pequeño vaso sanguíneo fetal cuya onda se altera en  alteraciones cromosómicas y cardiopatías), se visualiza el hueso nasal (la no visualización del mismo está relacionada con el Síndrome de Down) y el Doppler de las arterias uterinas, es decir, el flujo sanguíneo de esas arterias, que sirve para valorar el riesgo de preeclampsia. Mediante esta ecografía también es posible realizar una valoración inicial de la anatomía fetal.

En la tercera visita se efectúa una ecografía que puede ser vaginal o abdominal (o ambas) para realizar un estudio detallado de la anatomía fetal, incluyendo el sexo del bebé.

En la cuarta visita, se efectúa una ecografía importante, la ecografía morfológica que tiene lugar entre las semanas 20 y 22 y cuya misión es identificar las posibles malformaciones fetales. Incluye un estudio detallado del corazón y del cerebro del bebé que, por su tamaño, no se podían estudiar a fondo en la ecografía anterior.

También se mide la longitud del cuello de útero para valorar el riesgo de parto prematuro, ya sea en este control o en el siguiente, a las 24 semanas de gestación.

Además, en esta visita solicitamos los análisis de sangre y orina del segundo trimestre, que se realizan alrededor de la semana 24, y el Test de O’Sullivan que permite detectar la diabetes gestacional.

Es probable que en este control -o en el siguiente- te aconsejemos cómo preparar el periné para el parto (mediante el masaje perineal) y te aportemos información adicional sobre la preparación al parto.

A partir de las semanas 20 a 22, los controles serán mensuales hasta las semanas 38 o 39.

Las ecografías que se realicen durante ese periodo servirán para supervisar el crecimiento fetal y la cantidad de líquido amniótico, además de estudiar la normal implantación de la placenta y la presentación del feto, ya sea cefálica, de nalgas o transversa. También analizamos el Doppler Fetal (Fluxometría).

Si lo deseas, también puedes solicitar una ecografía emocional (ecografía 4D).

En el tercer trimestre, entre las semanas 34 y 35 se realizará un nuevo control analítico y, a partir de ese momento, se estudiará la presencia del Estreptococo B (una bacteria que puede habitar la vagina y el recto de la madre), tomando una muestra vagino-anal para su cultivo. Esta prueba es totalmente indolora.

Además, para proteger al bebé, es importante que la madre se vacune contra la tos ferina entre las semanas 28 y 32 de gestación.

Si tu Rh es negativo, te aconsejaremos que te administren la Gamma Globulina anti-D.

Además, te daremos información sobre la posibilidad de guardar las células madre de cordón umbilical y sobre la asistencia al parto.

A partir de las semanas 38 y 39, los controles pasan a ser semanales hasta la semana 41, momento en que generalmente finalizamos la gestación con una inducción, si no te has puesto de parto antes.

En esas visitas, se realiza una ecografía abdominal para valorar la actitud fetal (presentación y posición) la biometría fetal y la cantidad de líquido amniótico y también efectuamos un tacto vaginal, que permite conocer la posición, longitud, dilatación y características del cuello del útero (Test de Bishop). Al mismo tiempo, hacemos una evaluación pélvica que nos servirá para tener una orientación “subjetiva” acerca del canal óseo del parto.

También se efectuará una cardiotocografía o monitorización del latido fetal para valorar el bienestar del bebé en condiciones normales (test no estresante) o ante la presencia de contracciones.

Si las condiciones del cuello del útero lo permiten, se puede realizar una amnioscopia para valorar el color del líquido amniótico, signo indirecto de bienestar fetal.

Te aconsejamos que consultes nuestros consejos/información y no dudes en comentar a tu ginecóloga las dudas que se te planteen.

< Volver

Nuestro blog

Ver más ...